9/6/15

Penicilina G, segura y confiable para evaluar a niños con antecedentes de alergia al fármaco 09-06-15


Penicilina G, segura y confiable para evaluar a niños con antecedentes de alergia al fármaco

Un estudio sugiere que a los niños con antecedentes de alergia a la penicilina se les podría realizar el test cutáneo sólo con penicilina G de manera segura y confiable.

Esto sería una alternativa útil a la peniciloil-polilisina (PPL), que estuvo disponible en el mercado durante la última década y, para los autores, dificulta la evaluación de la alergia a la penicilina.

La doctora Jennifer A. Lowry, del Hospital de Niños Mercy y de la Facultad de Medicina de la University of Missouri-Kansas City (UMKC), dijo: "La prueba de alergia se puede realizar con la obtención de los antecedentes clínicos adecuados y el uso de la medicación como una prueba cutánea sirve si existen indicios de una respuesta inmunológica mediada por IgE".

"Un nuevo desafío con los antecedentes clínicos y la respuesta al test cutáneo permite determinar la alergia real con precisión", detalló.

Y agregó: "Sabemos que el 90 por ciento de los pacientes que piensan que son alérgicos a la penicilina, no lo son. Por lo tanto, utilizar una prueba cutánea más simple con un desafío gradual ayudará a los médicos a determinar con más precisión si sus pacientes no pueden recibir penicilina", explicitó.

Aun así, Lowry, que no participó del estudio, recomendó que "sólo médicos entrenados deberían evaluar a los niños con penicilina G y tendrían que estar preparados para atender una anafilaxia de emergencia".

Mientras que los pacientes con antecedentes de esa complicación no necesitan un test cutáneo -porque los antecedentes serían suficientes para registrar la alergia en la historia clínica- otros podrían sufrir una anafilaxia durante la prueba cutánea, añadió.

El equipo del doctor Matthieu Picard, del Centro Hospitalario Universitario Santa Justina de la Universidad de Montreal, en Canadá, estudió a un grupo de niños evaluados en su clínica para detectar la alergia a la penicilina. Los datos correspondían a tres años de registros.
publicidad

A cada niño le realizaron una prueba cutánea sólo con penicilina G. Si el resultado era negativo, se realizó un desafío inmunológico con tres dosis graduales de penicilina. El 33 por ciento (185) de los 563 niños evaluados con penicilina G era alérgico a la penicilina.

En esos niños, el intervalo entre la reacción inicial y la prueba cutánea era más breve que en los chicos con un resultado inmunológico negativo.

En total, 375 de los 378 pacientes con un resultado cutáneo negativo pasaron al desafío y el 4,8 por ciento (18) tuvo una reacción. Esto significa que el valor predictivo negativo (VPN) es del 95,2 por ciento.

Tres de los 17 niños con antecedentes de anafilaxia y un resultado cutáneo negativo reaccionaron al desafío (VPN del 82,4 por ciento). Todas las reacciones al desafío eran leves y desaparecieron rápidamente con el tratamiento, según publica el equipo en Annals of Allergy, Asthma and Immunology.

La doctora Jennifer L. Goldman, del Hospital de Niños Mercy y de UMKC, y que no participó del estudio, dijo: "Estos resultados nos recuerdan que la prueba cutánea y el desafío oral gradual son elementos fundamentales para evaluar a estos pacientes".

Las penicilinas siguen siendo el fármaco recomendado de primera elección para el tratamiento de muchas infecciones pediátricas, como la otitis media, faringitis estreptocócica y neumonía adquirida en la comunidad, según Goldman.

"La evaluación de la alergia a la penicilina sigue siendo un elemento clave para identificar a los niños que serían alérgicos a la penicilina, pero que pueden utilizar el fármaco de manera segura o que no pueden hacerlo", indicó la experta.

El autor, por su parte, no hizo comentarios sobre el estudio.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario